encuentros
REGISTRATE, para asi compartir con los demás, lo que tu puedas aportar.

No utilices palabras soeces, ni faltes al respeto a los demás foreros.

Si quieres publicar una opinión, te rogamos que pongas un nombre, para que todos sepan de quien se trata.

Cualquier opinion o escrito, que vaya en contra de las normas, la moral, o las buenas costunbres, será baneada por la administración o los moderadores del foro.

ENTRA y diviertete, pero repetando a los demás, para que tu tambien seas respetado.

Tenemos a disposición de los foreros, un chat en tiempo real, para conversar o aclarar dudas.

Y recuerda que aunque sea como visitante, puedes escrivir lo que creas conveniente, o preguntar algo.
encuentros

Encuentros entre amigos y no tan amigos.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Ratiti: La historia de una rata

Ir abajo 
AutorMensaje
BAO
Super Moderadora
Super Moderadora
avatar

Cantidad de envíos : 3823
Fecha de inscripción : 31/03/2009

MensajeTema: Ratiti: La historia de una rata   Lun 19 Mar 2018 - 9:59


Ratiti: La historia de una rata




Aquella tarde nos dirigíamos en el coche a casa de mi madre pues íbamos a recogerla. Paramos el coche como solemos hacer en muchas ocasiones en la esquina de más abajo. Enfrente de ella se encuentra una plazoleta que está situada delante de la entrada de un pequeño mercado de abasto. Esta placita es frecuentada por niños con sus mamás que aprovechan la tarde para juntarse y jugar.

Esa era una tarde cualquiera de un día cualquiera.... Y allí estábamos toda la familia esperando a mi madre. De pronto se oyó un estruendo, mujeres gritando y niños corriendo hacia todas direcciones y aunque ese ruidillo era algo normal por ser tan visitada, en esta ocasión era más fuerte de lo normal. La verdad es que era muy muy exagerado, como si ocurriese una catástrofe y además de fuertes estos parecían no parar. Tan grande era aquel revuelo que no pudimos evitar poner atención preguntándonos que pasaría en tono de preocupación...pues parecía que quizá algún niño pudiera haber tenido un accidente de gravedad a juzgar por esos gritos y aspavientos propios de película de terror...

De pronto pudimos ver como unos niños corrían como persiguiendo algo hasta que vimos de que se trataba...corrían y tiraban piedras con una fuerza descomunal a una ratita que intentaba salvarse. Le lanzaban piedras, latas y todo lo que pillaban y la perseguían por todos lados... hasta que poco a poco su ritmo disminuía.

En ese momento percibiendo una actitud de rendición por parte de la ratita y llena de ternura hacia ella (y por supuesto animada por Armando y Lara pues sintieron lo mismo que yo, ellos no entendían ni siquiera concebían por que había niños que querían matarla) no pude evitar salir del coche.

Me bajé sin tener ni idea de lo que iba a hacer...pero la verdad es que esto no me importaba....me movía un gran impulso y mis piernas casi andaban solas.

Nada más entrar a la plaza en un rincón a la derecha había un árbol con su cuadradito de tierra vista y fue allí donde coincidimos...la ratita y yo... allí estábamos las dos, una al lado de la otra. Su parada allí fue sorprendente pues desde la lógica y rodeada de tanto grito y agresión debería haber aprovechado la tesitura para huir y esconderse, ya que al estar yo a su lado dejaron de acribillarla... sin embargo no lo hizo....y sorprendida al mismo tiempo que ilusionada por gozar de su confianza comencé a decirles a todas esas madres fuera de si y a todos esos niños que por que lo hacían. Les decía:"¿Solo es un roedor, no lo veis? ¿Porque lo queréis matar? ¿No veis que no os quiere hacer daño?

Compartiré que hubo algo que me llamo enormemente la atención, esto fue que algunas mujeres que afeaban mi comportamiento estaban subidas a los bancos mientras sus niños montados en los cochecitos si que estaban al nivel del suelo. No entendía como ante algo tan horrible y asqueroso para ellas, dejaban a sus hijos más expuestos que ellas mismas. De lo poco que entendía entre grito y grito decían:" Claro!!!! Llévatela a tu casa y te la metes en tu cama!!!" o: "Ponle una mantica que no se resfríe!!!...¡Estas loca, no estás bien de la cabeza!!! Todo esto adornado con calificativos que no voy a reproducir. Pero en medio de todo aquel estruendo hubo un ser que permaneció en quietud como observando todo. Alguien que si que entendió lo que allí estaba sucediendo. Allí estaba Ratiti, inmóvil a mi lado y supe que me entendió y creo que ella pudo sentir que por fin había alguien que vio en ella algo mucho más grande que una sucia rata.

Y allí estábamos… Aquellas personas no escuchaban solo gritaban... Y la verdad es que llegó un momento en el que yo también deje de oírlos. Por un lado veía como sus caras no dejaban de gesticular alzando las manos y por otro veía a ese precioso e inocente ser en forma de ratita a mi lado. Tengo que decir que en ese momento y no se porque vino a mi este pensamiento "Esto es lo que Jesús llego a ver..." y en ese momento pensé y me rendí a su gran corazón por ver más allá y no quedarse con todas las agresiones e insultos que en su momento recibió. Ante aquel recuerdo intenté despertar un sentimiento de ternura hacia aquellas personas, intentar ser consciente de su olvido o inconsciencia, al igual que Jesús cuando dijo “Señor, perdónalos porque no saben lo que hacen” pero tengo que decir que no llegué a sentirlo. Lo que si ocurrió fue que este discurrir si que me proporcionó algo parecido a cierta indiferencia cesando en mi empeño de hacer llegar algo que era imposible de entender para ellos… de modo que abandoné esa lucha… simplemente los abandoné...

Yo por mi parte sentí ser testigo de una preciosa complicidad entre formas o especies, pues solo podía ver a un ser compañero con el que perfectamente pude establecer una comunicación en algún sentido.

Y así fue como después de permanecer allí sin poder hacer cambiar de actitud a aquellas mujeres y niños hubo un muchacho que me facilitó una cajita de cartón la cual puse delante de ella y le dije: "Súbete bonita".

Ocurrió que así lo hizo, entró en ella sin absolutamente ningún titubeo, como correspondiendo cortes y tranquilamente a mi invitación y una vez dentro quedo quietecita.

Después de esto y sin pensarlo me dirigí al coche con ella dentro de la cajita de cartón. La verdad andaba llena de orgullo por esa nueva compañera, sabiendo que Armando y Lara estaban siendo testigos de que cuando actúas desde el corazón nada te puede parar pues ocurren cosas mágicas.

Mientras me dirigía al coche podía oír como las mujeres decían, más bien gritaban: ¡¡ Esta loca!!!! ¡¡¡Lleva una rata y se la va a meter en el coche!!!!! Pero le verdad es que me importaba un bledo que la gente me mirase.

Ya una vez dentro la acomode a mis pies y como teníamos pensado esperamos a que mi madre viniera. Así sucedió y no paso ni 5 minutos cuando vino... mientras…. allí estuvimos los cinco juntos….dentro del coche ya no había gente gritando e insultando, dentro del coche solo estábamos nosotros. Armando y Lara estaban muy contentos y emocionados por tener a Ratiti dentro con ellos y inundados por esa ilusión hablaban con ella "Tranquila te vas a salvar" - le decían -"Todo irá bien". Mientras tanto cuando nos asomábamos para verla ella permanecía tranquila, como si de un roedor doméstico se tratara.

Decidimos salir a las afueras de la cuidad para llevarla a un sitio seguro y ya con mi madre allí nos pusimos en marcha...

Durante el camino ella seguía permaneciendo quieta...y lo que sentíamos mientras la mirábamos seguía siendo esa sensación de confianza y tranquilidad.

Por fin llegamos a un terreno, era un olivar cerquita de la cuidad. Paramos el coche y nos dispusimos todos a bajar....mi mami, Javi, Armando, Lara y yo....y Ratiti por supuesto. Empezamos a andar y buscar para ver donde podríamos dejarla libre. Pasábamos al lado de un olivo y otro y otro....pero de pronto allí apareció....el perfecto para ella. Tenía un agujero en la base del tronco que casi parecía la puerta de una casita.

"Llego la hora"- dijo Armando, Lara estaba entusiasmada y poco a poco volqué la caja. Ratiti en un principio no se decidía a salir, tanto fue así que en ese transcurso de tiempo Lara abrió la posibilidad de ponerle nombre. Allí pasaron unos momentos debatiendo las propuestas de unos y otros...allí estábamos todos juntos y Ratiti actuaba como si estuviera esperándolo hasta que Lara dijo: “¡¡Ratiti es su nombre!!" y así nos dirigimos a ella.

Con expectación, ilusión y con el ánimo de todos y volcando un poquito más aquella caja por fin salió. Una vez fuera se dirigió sin absolutamente ninguna prisa y sin dejar ver ni una pizca de miedo o inquietud, justo donde habíamos pensado que sería una casita estupenda para ella....entro hasta que no la pudimos ver. Pero ocurrió que no habiendo pasado ni un minuto de pronto se asomó y se quedó allí mirándonos a todos durante unos instantes. En ese momento Armando, Lara, mi madre y yo nos dimos cuenta...nos estaba diciendo "gracias" y con la tranquilidad que había habitado en ella desde el momento en el que estuvimos una al lado de la otra... se fue...

Volviendo a casa supimos que Ratiti ya será siempre parte de nuestra historia, que siempre estaría con nosotros, que siempre vivirá en nuestros corazones...y que su existencia y esta bonita historia no se iba a quedar ahí, pues esta es la historia de como "una rata cualquiera" fue capaz de entrar y llegar al corazón humano a través de su entrega y complicidad con un grupo de ellos.....y este grupo tuvimos la suerte de ser nosotros...

Ese día Armando, Lara, mi madre y yo supimos que esa tarde nos encontramos con una gran amiga y una vez más supimos que si miramos bien todos los habitantes de este planeta, todos, absolutamente todos, entienden y hablan el lenguaje del amor.


Autora: Sisi Bocanegra
http://ojosnuevosmundonuevo.blogspot.com.es/

_________________
Volver arriba Ir abajo
 
Ratiti: La historia de una rata
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Diada de Cataluña o la manipulación de la Historia.
» Historia de Cartagena (República, Guerra Civil y Dictadura)
» LA VERDADERA HISTORIA DE "PEDRO RODRIGUEZ MEDINA"EL TRAIDOR #1
» La UNGS abre la inscripción para la primera edición de la Maestría en Historia Contemporánea
» Una historia de amor

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
encuentros :: Tu primera categoría :: ENCUENTROS :: Creencias y religiones.-
Cambiar a: